Felipe y Gemma

Sin lugar a dudas un lugar inolvidable…Fuimos acompañados de la peque y de nuestro perro que disfrutaron increíblemente. Es la mejor casa rural en la que nos hemos hospedado nunca. De hecho se convertirá en nuestro lugar de destino vacacional de referencia. La casa está en un entorno privilegiado, situada en un pequeño pueblo tranquilo, sin masificaciones, junto a una preciosa reserva natural a escasos 4 km, rodeada de montañas con verdes prados, y antiguos caseríos palaciegos. Al mismo tiempo, a 6 km, o unos 8 minutos en coche, se encuentra Cabezón de la sal, una población bastante grande y con mucho turismo que dispone de todo tipo de servicios; supermercados, tiendas, servicios de emergencias, urgencias 24 horas…Por ello, tienes la paz y tranquilidad de Ucieda, y al mismo tiempo todos los servicios y bullicio de una población grande a poca distancia que es la cabeza de comarca. Además de ello, su ubicación es inmejorable, porque está situada a tiro de piedra de la autovía principal de Santander, punto de partida que te llevará a todos los lugares emblemáticos y turísticos de la zona, Santillana, Comillas, Santander, Bárcena Mayor, Cuevas del Soplao, Cabárceno…y un sin fin de lugares maravillosos. Y por si todo lo demás fuera poco, la casa es absolutamente perfecta, muy limpia, bien equipada, con todo lujo de detalles y una estética muy cuidada. Y para concluir, sólo decir que no hay palabras para agradecer a los anfitriones Vanesa y Jaime su gran amabilidad, y toda la información facilitada. Son realmente encantadores, al igual que Ginio, el patriarca de la familia. Por supuesto hay que hacer mención especial a la alegre y simpática perrita Kimba…que hará las delicias de los más pequeños. Sólo hay un problema a tener en cuenta; que no te querrás marchar de aquel entrañable lugar…